f

f

Seguidores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 6 de noviembre de 2014

Hoy me siento mal. Pero no es esa sensación de cualquier día en el que solo ha sido por una pelea o una discusión que se soluciona hablando. No. Yo me siento mal porque noto que los días pasan y yo sigo sin quererme, sin aceptarme y sin valorarme. Me miro al espejo y solo veo una persona poco agraciada, con miles de defectos, insegura, que no sabe lo que quiere, con miedos. Y esto no me hace sentir bien ni conmigo misma ni con los demás. Influye en mi forma de mirar, de pensar...
La gente a simple vista observará que soy segura y muy feliz, sin embargo, es una simple burbuja, creada por tal de estar bien cuando no estoy sola. Si, me encanta reir, pero no siento la felicidad en mí. A menudo me siento decepcionada conmigo, pues no sé lo que quiero y fallo, pierdo y me frustro.
Cuando alguien me hace algún cumplido yo le doy mil vueltas hasta verle la cara negativa, aunque, siendo sincera, nadie suele hacerme nunca ninguno. Si alguna persona se acerca y me dice algo feo a la cara, o simplemente lo comenta a otra, le sigo dando mil vueltas, y sé que me afecta demasiado, pero, a día de hoy me encuentro incapaz de superarlo. Todos los días, todo me ofende, todo me afecta, y todo me hace sentir mal.
¿Sábes cuál es el mayor problema? Que espero a que alguien me ayude a afrontar todo esto y a comenzar a quererme...  y esa persona soy yo, y por más que lo intento, esto me supera.

domingo, 2 de noviembre de 2014

"Vive y deja vivir"

Palabras dichas por más de miles de personas en el mundo,quién se para a cumplirlas? 
Todos queremos que nos respeten y no nos respetamos ni a nosotros mismos. Todos pedimos la casa perfecta, el mejor regalo, el chico o chica perfecto/a, y nosotros tenemos millones de defectos. Queremos un cuerpo increíble y una cara preciosa, sin darnos cuenta que antes debemos aceptarnos tal y como somos. Pedimos amor, ni siquiera nos paramos a pensar que significa. Queremos, queremos y queremos. El tiempo pasa, y continuamos aferrándonos a las cosas materiales que pensamos que estarán toda la vida. Y no, no es así. 
Pronto el pelo se volverá gris, el cuerpo se deteriorará, esas cosas que nos daban felicidad se destruirán y solo nos quedaran los momentos. Si, esos momentos que hemos ido despreciando centrándonos en las cosas materiales. Los momentos con nuestra familia, con nuestros amigos, o simplemente esa felicidad que sentimos al poder escribir y desahogarnos, sonreír, una mirada, al poder lanzarnos como peces al agua, esa que tenemos cuando conseguimos algo que tanto ansiábamos, el poder hablar con un amigo después de mucho tiempo... o abrazarlo. Los besos. El amor. La amistad. La música.
 No valoramos aquello que tenemos o sentimos, y nos quejamos por no poderlo tener todo y por todo. Ahora prefiero sonreirle a todo, hasta a mis propios defectos, hasta a lo más mínimo y aprovechar al máximo cada instante, vida solo hay una. Aprendamos a mirar desde otra perspectiva las cosas, comencemos a comernos el mundo. Pues nos pasamos la vida esperando tiempos mejores.

lunes, 29 de septiembre de 2014

La vida tambien te da razones para sonreir!

Suspirar. Otra noticia que te deja boquiabierta. Increíble como la vida puede sorprenderte tanto, pero a mal. Hoy es ajeno, mañana te toca a ti. Me doy cuenta que hacemos miles de proyectos en mente, todos buenos... una nueva casa, un gran trabajo, una familia, pero sobre todo, un gran sueldo. ¿y la salud?
Miles de personas fallecen cada día, y nosotros nos preocupamos por planes futuros sin pensar en el ahora, en lo que tenemos delante. En valorar lo que tenemos, nuestros padres, hermanos, familia, amigos y oportunidades que se nos presentan cada día. Pues no sabes lo que te deparara el futuro.  A veces debemos elegir sin pensar en lo seguro, pues lo inseguro tal vez nos lleve mas lejos. ¿Quien sabe?
Todos los días hemos de levantarnos con una sonrisa y una misión "Sacar algo bueno de cada día" sin olvidarnos de sonreír y ser felices. Día a día aprendemos algo nuevo; algo intelectual, alguna característica de una persona, algo relevante... También la vida nos puede sorprender de buena manera. Lo que quiero decir con esto, es que, a pesar de tener en cuenta todo lo malo, incomprensible e inevitable de este mundo, debemos de pensar en la cantidad de emociones que podemos vivir. Que al final del camino podamos estar orgullosos de todo lo que hemos logrado!
UN HURRA POR LAS SONRISAS!

martes, 16 de septiembre de 2014

Un tiempo atras, quiero mejorar.

Estoy sentada en mi ventana. Pienso en como ha pasado el tiempo. Del verano al invierno y de mi infancia a mi juventud. Es increible la cantidad de horas, dias, meses, de años... y nos encontramos ahora aqui, sorprendidos de los abundantes momentos que hemos vivido. Pronto comenzara a llover y sentire esa melancolia de cuando las cosas cambian. De ese momento cuando tu eres responsable de ti, cuando tienes la capacidad y conciencia de millones de cosas, tu vida, ahora.
Ciertamente, no me encuentro feliz conmigo misma, rio, canto, bailo, hablo... pero en el fondo tengo ese sentimiento de culpa, ese sentimiento que hace que me sienta incomoda algunas veces cuando me nombran alguna situacion de la cual me arrepiento, por la cual ahora soy como soy y estoy donde estoy. ¿No se te pasa por la cabeza esas palabras que decias y hacias daño sin querer? 
A todos nos pasa que queremos cambiar cosas sobre nosotros, pero, ¿que cosas debemos cambiar? Pues no se trata de cambiar, si no de mejorar.
 Podremos hacer mil cosas en nuestra vida, pero no podremoss echar marcha atras. 
Quiero ser mejor. Confirmo que es cierto que si no te aceptas a ti mismo, nadie mas lo hara por ti, y confio en que llegara ese dia en el que me sienta orgullosa de mi, por dentro y por fuera.

"Fija tus ojos hacia delante pensando en lo que puedes hacer, y no hacia atras pensando en lo que no puedes cambiar."

viernes, 15 de agosto de 2014

Tantas dudas que me inundan, tantos recuerdos que me desconciertan. ¿Qué hacer ante tanta confusión que me inquieta? Veo pasar el tiempo y me doy cuenta de que no se me aclara nada. ¿Habrá llegado a su fin esta historia? ¿Podré pasar página algún día? ¿Debo de dar un paso hacia atrás e intentarlo de nuevo? ... Me gustaría por tan solo un día olvidarme de todo, no tener problemas, no tener que tomar ninguna decisión, no tener preocupaciones. ¿Me sentiré algún día satisfecha de lo que hago o decido?, ¿Llegará el día en el que me sienta completamente feliz conmigo misma y con la vida que llevo?. Demasiadas preguntas sin respuesta.

sábado, 2 de agosto de 2014

Debes de cerrar una puerta para poder abrir otra.

Todo acabó. Lo que parecía que nunca quería acabar, el dolor que se hacía interminable, la ilusión que siempre se mantenía, se acabó. Si no cierras una historia de tu pasado no podrás empezar otra. Y ese era el problema, me daba miedo cerrarla por pensar que lo perdería para siempre, por pensar que se borrarían todos esos recuerdos, todos esos momentos. Pero no, todo lo vivido , recordado es y no es precisamente una historia fácil de olvidar. Me quedo con todo lo bueno para no torturarme más; con las sonrisas, con las miradas de complicidad, con las bromas  y los ´te quiero´. Hay ciertas personas que de una manera u otra te marcan para siempre. Llega la hora de pasar página sin tener doblada la esquina. Llega la hora de seguir mi vida.

jueves, 27 de marzo de 2014

El tren solo pasa una vez.

Y llega el día en el que le conoces. Conoces a aquella persona que sin tú imaginarlo te rompe los esquemas, te provoca un gran cambio en tu vida. Aquel chico que va a hacer que madures, que sepas aprender de los errores. Nunca podemos decir que ha sido un error conocer a alguien , porque de una manera u otra te hace aprender, darte cuenta de qué cosas merecen la pena y que es lo prioritario en tu vida. Hay que medir con regla cuánto das a cada persona, cuánto empeño pones para verla felíz. Realmente no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Puede que estemos convencidos de que algunas personas van a estar en tu vida incondicionalmente y estemos tán covencidos que ya no les dedicamos tiempo, ya las dejamos en segundo plano, ya no nos preocupamos en que estén bien, ya no nos damos cuenta de que dan mucho pero reciben muy poco, pero un día inesperado aquellas personas se cansan, se ponen a pensar en qué vale más la pena, si entregar su orgullo o entregar su sonrisa. Luego, sientes que las echas de menos, que quisieras tener todo lo que te daban antes, te das cuenta de que no volverán jamás, de que han encontrado a otras personas que sí que dan lo que reciben. Hay que aprovechar al máximo las oportunidades que nos dan si es lo que deseamos, no nos podemos confiar tanto. Antes de que sea demasiado tarde, cuida y date cuenta de las personas que están ahí siempre.