f

f

Seguidores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 24 de febrero de 2017

NO QUIERO UNA RELIGIÓN QUE ME JUZGUE POR SER LO QUE SOY

El hombre siempre ha creado figuras con el fin de buscar respuesta a sus preguntas. Desde la mitología griega hasta la religión, como decía Nietzsche "por miedo al cambio, a la vejez, a la muerte". 

El cristianismo, en concreto, no se aleja mucho más de esto. Un Dios que da respuesta a todo, que dota a tu camino en la vida de un sentido. Pero, ¿un Dios que te prohíbe tener relaciones con alguien de tu mismo sexo? ¿Que juzga el aborto como pecado? ¿Que ignora a aquellos que no usan preservativo? ¿Un Dios quiere eso? ¿Por qué creamos a alguien así? ¿Por qué queremos que nuestra vida esté limitada? 

Por ello el cristianismo me parece insano. Es cierto que transmite ciertos valores que en mi opinión son ejemplares, pero también limita nuestra libertad y nos vuelve crueles. Hace que juzguemos a los demás y no aceptemos que puedan hacer con su vida algo diferente a lo que nosotros hacemos con la nuestra. 

Uno puede hacer lo que quiera si no hace daño a nadie. Este mundo es libre, y no sé como podemos haber creado a un Dios que nos prohíba ser libre. 

Creo que la religión está destruyendo el mundo y nosotros no hacemos nada por cambiarlo, aceptamos que ese Dios superior transmite unas ideologías que hemos de llevar a cabo aunque esto suponga odiarnos entre nosotros, por el simple hecho de "Dios lo dijo así". 

Dios es un ser que existe en las mentes de los que creen en el, es una forma de refugio que tienen los hombres. Una forma de tener menos miedo, una forma de guía.  

Si el ser humano siempre ha buscado encontrar la solución a sus problemas, sentido a su vida, la religión siempre nos tiene que hacer mejores. Tiene que ayudarnos a aceptar a todo el mundo sin necesidad de mirarlos con pesadumbre. Tiene que transmitir que MI LIBERTAD ACABA DONDE EMPIEZA LA TUYA Y QUE SI YO SOY FELIZ HACIENDO ESTO, TU NO ERES NADIE PARA JUZGARME Y CASTIGARME POR ELLO. QUIERO UNA RELIGIÓN QUE ME HAGA SER MEJOR PERSONA Y VIVIR LA VIDA COMO YO QUIERO VIVIRLA.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

crónicas